viernes, 4 de julio de 2008

La Espiral del silencio

votar
© freestockphotography

Leyendo el libro El poder de los blogs, de Peter Wolff, descubrí algo interesante que al menos yo no conocía: la teoría de La Espiral del silencio, que en Wikipedia se define como:

[...] una teoría de ciencias políticas y comunicación propuesta por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann. La teoría declara que es menos probable que un individuo dé su opinión sobre un determinado tema entre un grupo de personas si siente que es parte de la minoría, por miedo a la represión o aislamiento por parte de la mayoría.

La teoría se aplica a asuntos morales y tiene sus excepciones, también sus detractores. Las personas con mayor influencia o aquellas que no temen al aislamiento tienden a manifestar sus opiniones sin importarles el qué dirán. Así, la teoría es un proceso dinámico y evolutivo y se compone de dos factores fundamentales: una minoría necesaria para un cambio y una mayoría necesaria para la estabilidad.

En el caso de la blogosfera, las discusiones muchas veces acaloradas han tenido un respaldo anónimo que ha permitido a los lectores de bitácoras ser un termómetro instantáneo de la opinión, de manera encubierta o no, sean minoría o no. Vale no obstante, todo mientras se mantenga el respeto a los demás y no se olviden las más elementales reglas de educación.
Share |

5 comentarios:

Al Godar dijo...

Si no fuera por eso yo habria dejado mis blogs hace mucho rato.
Tenemos que seguir publicando nustras opiniones aunque sean o no comunes con las de la mayoría.
Saludos,
Al Godar

Eufrates del Valle dijo...

Muy buen post, querida Aguaya.

En la Cuba que todos quisieramos tiene que ser legal hasta el partido comunista (que con el potencial 0.3% de afiliados no sera una amenaza LOL!) pero tiene que caber todo el mundo, y mira que te lo dice uno al que algunos llaman "el intransigente". Para mi dialogo es entre cubanos, excluyendo a los monstruos que gobiernan en la actualidad nuestro pais, porque ellos no son mas que criminales de guerra. Pero quitandolos a ellos, tanto el dialogo, como el monologo, las operetas y por ahi para alla, debe ser respetando el espacio y voz de cada cual, y concentrar la energia en mejorarnos como pais, y construir, para que nosotros como individuos y como nacion, no tengamos que depender economicamente de mas nadie.

Me gusto mucho tu post.

Aguaya Berlín dijo...

Sí, Al, esa es también mi conclusión: no debemos quedarnos callados!!!

Eu, gracias!! y muy buena también tu opinión! Las energías deben concentrarse en mejorar el país y no en desgastarnos cayéndonos a pedradas nosotros mismos, tengamos el color que tengamos...

Un abrazo fuerte para los dos!!

Verónica dijo...

Me parece muy interesante el post, especialmente lo de no dar una opinion por temor al aislamiento o a la represion por parte de los demas. Aplicado a los blogs, excelente lo que tú siempre propones: el respeto. Gracias por confiar en la posibilidad del dialogo entre todos.
Saludos,
Verónica

Aguaya Berlín dijo...

Hola, Verónica!

A mí me llamó también la atención lo de cohibirse al sentirse de la minoría... Por eso creo que lo del respeto es muy importante, porque ese que se siente parte de la minoría y no se atreve a opinar, muchas veces no lo hace por lo que lo puede herir una falta de respeto de otra persona, por ejemplo.

El diálogo es necesario, siempre lo fue. A bombazo puro han funcionado muy pocas cosas y la nuestra no debe llegar hasta allí...

Un abrazo bloguero!