lunes, 28 de julio de 2008

Escuelas Municipales de La Habana antes de 1959 (I)

votar
Dos días atrás les presentaba a una columnista invitada especial, a Glazam, y les había prometido más de su cosecha. Aquella vez nos contaba algunos de sus recuerdos, entre ellos de cuando estudió en la Escuela Pública #118, hoy una posta médica y en mi tiempo (yo diría que hasta los finales de los 80) una escuela primaria, la Néstor Sardiñas. Hoy Glazam nos regala interesantísimos detalles sobre la escuela Aguayo, donde también estudió (¡igual que yo!). Gracias, Glazam, por compartir con nosotros estos maravillosos viajes al pasado.


Escuelas Municipales de La Habana antes de 1959. Primera Parte
Por: Glazam, columnista invitada

Antes de 1959 el Municipio de La Habana subvencionaba tres escuelas de enseñanza elemental:

* Escuela Municipal Alfredo M. Aguayo, Santos Suárez
* Escuela Municipal José M. Valdés Rodríguez, Vedado
* Escuela Municipal Romualdo de la Cuesta, Habana

Aguayo y Valdés Rodríguez ofrecían internado (de lunes a viernes), así como las clases externas (de 8:00 am a 5:00 pm). Aguayo era solo para hembras y Valdés Rodríguez, solo para varones. La tercera escuela, Romualdo de la Cuesta, impartía las clases para ambos sexos pero solo para alumnos externos.

En la segunda mitad de los años 50, el Municipio creó la Escuela Secundaria Básica José Miguel Gómez (en el cruce de las calles Avenida de Acosta y Porvenir) para así dar oportunidad a los egresados de 6to grado de las tres escuelas a que pudieran continuar sus estudios de forma gratuita. La entrada a estas escuelas era a través de becas otorgadas por el Municipio de la Habana y en la mayoría de los casos eran los Concejales quienes distribuían las mismas.

Trataré de poner en orden mis recuerdos de Aguayo, escuela a la que asistí de 3ro a 6to grados.

Escuela Municipal Alfredo Miguel Aguayo en la actualidad

Escuela Municipal Alfredo M. Aguayo

Situada en la calle Estrada Palma entre Cortina y Figueroa, Santos Suárez, La Habana, ofrecía la enseñanza primaria desde 1ro a 6to grados para hembras y con un régimen de Internado de lunes a viernes. También había alumnas externas.

Durante mucho tiempo, y específicamente mientras estuve en la escuela, su Directora fue la Dra. Ruth Robes Masses. La Dra. Robes Masses y mi mamá se conocían ya que habían estudiado juntas en la Escuela Normal para Maestros y eso significaba que todo lo incorrecto que yo hacía en la escuela (que era bastante), se lo informara a mi mamá.

Ala izquierda de la escuela, vista desde el frente

El claustro de profesores era todo femenino con la sola excepción del Profesor de Educación Física, un señor mayor, gordo, cuyo nombre no logro recordar. Entre las Profesoras sí recuerdo a la Dra. Concepción Piñera, ya mayor y muy recta, a la Dra. Raquel Urquiza, y a la Profesora de Inglés, de apellido Anglada. La enseñanza era de gran calidad, tan así que en muchísimos casos al terminar el 6to grado, asistiendo a un curso durante el verano, se hacía el examen de ingreso al Instituto (Pre-Universitario). Se salía de la escuela con conocimientos sólidos.

La vida en la escuela, tanto dentro de las aulas como fuera de ellas, era bien estricta. La disciplina fuera de las aulas era controlada por un cuerpo de Instructoras cuya Jefa, por muchos años, fue Gladys Machado (vivía en Lacret y Juan Bruno Zayas, si mal no recuerdo). Gladys tenía un carácter bien fuerte, bastante déspota y poco femenino. De las Instructoras solo recuerdo a Raquel González porque era la mamá de una de las alumnas de mi grado: Eva Pestana. Este grupo usaba un uniforme blanco, camiseta o blusa con saya o pantalón y zapatos blancos.

Año 1949: Glazam, con el uniforme de la escuela Aguayo

Para el diario teníamos un uniforme azul oscuro, de mangas cortas con un doble cuello (debajo blanco y encima azul), las mangas tenían un borde blanco también. La blusa tenía botones grandes y blancos. La parte izquierda de la blusa tenía un monograma bordado en blanco con las siglas EMA (Escuela Municipal Aguayo), en la parte derecha de la blusa había un pequeño bolsillo. La saya tenía pliegues anchos y un cinturón. Los zapatos eran los llamados "colegiales", negros, de corte bajo y cordones. Durante el invierno usábamos un jacket de un azul más oscuro, también con el monograma de la escuela.

El uniforme de Educación Física era una blusa blanca, short y saya acampanada abotonada al frente, del mismo azul del uniforme de diario, y tenis altos (como se usaban en aquella época).

Año 1950: Glazam, también con el uniforme de la escuela, y su hermano Pedro

Cuando nos preguntaban fuera de la escuela el significado de las siglas EMA, algunas de nosotras, yo entre ellas, decíamos que querían decir: "estamos muy ambrientas". Eso lógicamente hacía que nos dijeran que hambrientas se escribía con h y ahí era cuando decíamos "sí, pero es que estamos tan hambrientas que nos comimos la h". La comida no era la mejor, ni las cantidades las que hubiéramos querido.

[Continuará...]
Share |

10 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

muy bueno y hay cosas de las que me gustaría hablar, como por ejemplo de mi primera escuela...

la instalación, no estaba compuesta de locales construidos para el colegio propiamente, sino que se trataban casas de familias acaudaladas, que habían perdido su propiedad debido al proceso... algo que a la luz de hoy me parece bestial.

Saludos, tony.

Eufrates del Valle dijo...

Excelente, Aguaya. Estos post que publica tu columnista invitada ayudan a hilvanar nuestra historia.

Aguaya Berlín dijo...

Tony, Eu, saludos!!!

A mí me resultan todas estas historias muy interesantes porque de manos de quienes las vivieron en primera persona son más auténticas y más sinceras que contadas por terceros... Cuántas cosas ni sabemos como sucedieron realmente!! Por eso hay que escribirlas, para que no se olviden.

Anónimo dijo...

Linda historia, que ma trae recuerdos, de las fotos con el uniforme, tengo las mismas, el estilo de las maestras, en fin todo lo de esa epoca, gracias otra vez por tan bello post.

Saludos
Mayda

Aguaya Berlín dijo...

Hola, Mayda!!

Y tienes las fotos que dices "a mano"? Glazam está buscando otras similares que tiene y quizá podamos verlas "todas juntas" en otro post futuro... no sé, se me ocurre...

Saludos desde Berlín!
AB

Anónimo dijo...

Felicidades a Glazam por tan lindo articulo.Tratare de ensenarselo a mi mama que estudio en Aguayo,muchos anos atras.SAludos.Eva Ortiz.

Anónimo dijo...

Aguayo nunca tuvo piscina _ al menos, yo nunca la vi. Gran cariño a mi escuela y a su directora, de la cual solo recuerdo su primer nombre, Ruth (era Norteamericana).

Margaret.

Robert dijo...

El profesor de educación física se llamaba Oscar Fornaguera! Yo soy el nieto de una estudiante de ese tiempo, María Ramona García Caneiro- se graduó en Junio del 1951.
Algunos de ustedes se han mantenido en contacto con Argelia Mejusto Bea? Como es que se llama usted?

Anónimo dijo...

Yo asistí a la Escuela Municipal Alfredo (creo que era María) Aguayo, en la calle Estrada Palma #375, e/ J.A. Cortina y Figueroa, hace más años de los que quisiera recordar. Escribí mis recuerdos en un artículo que incluí en mi libro "Mas Divagaciones", del que inscribí ya los derechos de autor en la Biblioteca del Congreso en Washington y quisiera publicar próximamente. La recuerdo con mucho cariño. Me encontré aquí a otra alumna de allí, Marta E. Villar Campillo. Yo pertenecí durante un tiempo a la Asociación de Antiguos Alumnos de las Escuelas Municipales de La Habana, local, presidida por la profesora Siomara Molina, que se disolvió. En mi época la directora era la Dra. Alicia Cuervo Barrena y la profesora de inglés Josefina Cadenas. Concepción Piñera fue mi profesora de 6to grado. Recuerdo a Gladys Machado, yo le tenía terror, que vivía entonces en la calle San Benigno cerca de Santa Irene.
Yo vivía en la calle Correa.
Zilia L. Laje

Anónimo dijo...

¿Alguien puede informarme quién fue Romualdo de la Cuesta?
La escuela municipal estaba en Estévez # 73. Yo asistí a la escuela "hermana" Alfredo María Aguayo.
Zilia L. Laje